Crítica de La Invención de Hugo, de Martin Scorsese

Image
Martin Scorsese tiene fama de ser un gran director de films que no son para todos los públicos. La mayoría de sus obras maestras como Taxi Driver, Goodfellas o Toro Salvaje son para un público mayor donde se retratan temas más oscuros y marcados por una cruenta violencia; pero ya a sus 65 años realiza una obra totalmente diferente y ajena a sus producciones, distinta en forma y fondo pero que lo consagra como un enorme cineasta.
Sinopsis: Hugo narra la historia de un niño huérfano que vive escondido en una estación y se ocupa de arreglar relojes. Se verá envuelto en una misteriosa aventura cuando intente reparar un robot estropeado. Un día conoce a una chica (Chloë Moretz) que tiene la llave que podría resolver el misterio del robot… El guión adapta un libro infantil que ganó el premio Randolph Caldecott en 2008.
 Image
Cuando me enteré del film no me llamaba la atención lo suficiente, es    más, pensé que sería una película que no lograría trascender por ser un estilo ajeno a lo que este mítico director ha elaborado; pero tras un muy interesante trailer y un par de reseñas previas consiguió atraerme lo suficiente para visionarla. ¿El resultado? Insuperable.

Hugo es Cine, es vida, es magia, es fantasía. Una pelìcula maravillosa de principio a fin. En este film somos transportados a vivir una aventura única donde los inicios del séptimo arte forman la parte trascendental de la trama y nos acompaña la historia de un niño huérfano y una amiga recién conocida, que logrará tocar el corazón hasta del más duro. Una película tan humana como profunda. Scorsese logra un trabajo de dirección enorme, quizás su mejor trabajo en los últimos 20 años. Sabe tocar la fibra emocional en el momento preciso y evoca la sonrisa y el suspenso a partes iguales sin desperdiciar nada.

Hugo habla sobre la soledad y la frustración, sobre el vivir los sueños, sobre creer el propósito por el cual se existe y se lucha.Hugo dice “Es mi última oportunidad de funcionar” en un momento de la película, un niño que no tuvo la fortuna y el placer de disfrutar de una compañía materna, pero que su único ídolo fue su padre, quien

luego falleció sin siquiera decirle adiós. Hugo creció a escondidas, siendo un sobreviviente más en la estación de trenes de la ciudad Luz a expensas de lo que pueda suceder y lo que el destino tenga para él. Pero Hugo Cabret es brillante, perspicaz y ambicioso el buen sentido. Tiene orgullo y a la vez es humilde, ha forjado su carácter en un mundo donde el más sabido logra sobresalir. Scorsese nos hace parte de esta historia empezando con un excelente prólogo y luego volviendo a cautivar con cada fotograma. En Hugo existen diferentes personajes marcados por algo en particular, esta vez, sueños frustrados. Hugo es un niño que a temprana edad le han roto las esperanzas de creer en algo, pero aun no se rinde, busca la manera de descubrir un secreto que piensa ser la clave de algo importante en su vida, y desde un inicio a contrapartida, al personaje de Ben Kingsley le intuimos que también ha perdido algo en su vida, algo del pasado que lo ha marcado con desdén; juntos en universos diferentes buscan cumplir sus sueños, recuperarlos y vivir en ellos.

Image
Hugo habla sobre traspasar barreras y las limitaciones. Con constancia y sin desentonar el sentido del film, presenciamos cómo diversos personajes deben lidiar con sus “problemas” para conseguir lo que desean, lo que al final logran beneplácitamente.
Particularmente encuentro a esta pelìcula extraordinaria, quizá el mejor homenaje al cine desde la maravillosa Cinema Paradiso.

Asa Butterfield y Chloe Moretz son los encargados de transportarnos a esta aventura simpática que se vuelve cada vez más vibrante. Ambos se lucen, en especial el primero, que interpretando a Hugo logro reconocer que tiene un prometedor futuro como actor. Ben Kinsgley está notable al igual que Helen McCrory y Sacha Baron Cohen.

El guión está plagado de hermosa frases, tal vez en conjunto a muchos les parezca predecible, pero por separado en momentos exactos tiene el enganche y el encanto preciso y necesario: “Si alguna vez preguntan de dónde vienen tus sueños, mira a tu alrededor” o “Ven y sueña conmigo”, son algunos ejemplos de las citas del film.
Y la ambientación es notable, al igual que la banda sonora (la primera logró hacerse con el Oscar y la otra logró su muy justa nominación).
Hugo es una obra maestra trabajada con pulso y atino. Un encantador recorrido por los orígenes de nuestra pasión, el cine, que no desentona ni por un momento y convierte lo que a principio parece infantil, en una muestra clara y contundente del poder de las imágenes, de que el cine es magia, y una magia que vive.
¡No se la pierdan por nada! Disfrútenla como si fuera una más, pero terminarán encantados y tocados como yo.
Lo mejor: La dirección de Scorse, la ambientación, la historia en sí, la música.
Lo peor: Nada. Quizá muchos no la vean porque piensan que es una pelicula para niños, lo cual le perjudica bastante.

Mi valoración: 10

Anuncios

Publicado el marzo 20, 2012 en Cine, Estrenos peliculas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Comenta esto!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: